¿Quienes Somos?

Iglesia Luz y Vida

La Iglesia Luz y Vida

 

Somos un grupo de creyentes en Cristo Jesús que nos reunimos a hacer memoria de él como él nos mandó cada semana, pero que al mismo tiempo durante la semana hemos decidido vivir como él nos ha mandado. Mucho más que vivir un día la vida cristiana, queremos vivir todos los días de la semana a Cristo en nuestras vidas.

Hemos entendido y experimentado que no hay cosa mejor en la vida que hacer la voluntad de Dios para nosotros en nuestra vida, aunque eso algunas veces significa decir que “no” a nuestra voluntad. 

Si ya conoces a Jesucristo como tu salvador personal te invitamos a que nos acompañes a servir al Señor Jesucristo juntos. Y si aún no conoces a Jesucristo de manera personal, te invitamos a que por la fé en su obra en la cruz te acerques a él, reconozcas tu condición de pecador y le pidas te perdone por tus pecados. Él te aceptará porque él lo ha prometido

“El que a mí viene yo no le hecho fuera” Jn.6:37

h

¿Que Creemos?

    • Que todas las Escrituras tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento son verbalmente inspiradas por Dios, que no poseen error en los escritos originales y que constituyen la autoridad suprema y final para la fe y la vida.
    • En un Dios, creador y sustentador del universo, eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
    • En la deidad de Jesucristo, su nacimiento virginal, su vida sin pecado, su muerte para pagar la pena de los pecados de todos, su resurrección corporal, su exaltación a la diestra de Dios y su retorno personal, inminente, pre-tribulacional y pre-milenial.
    • Que todos los hombres han pecado y por lo tanto son culpables ante Dios y están bajo Su condenación.
    • Que todos aquellos que por la fe reciben a Jesucristo en consecuencia nacen de nuevo por el Espíritu Santo, que por lo tanto son hijos de Dios y eternalmente salvos y que el Espíritu Santo mora en cada creyente con el fin de iluminarlo, guiarlo y capacitarlo para la vida, testimonio y servicio.
    • Creemos que Dios da dones espirituales a todos los creyentes para la edificación del cuerpo de Cristo. No obstante, creemos que los dones del Espíritu de señales milagrosas, tales como las lenguas y la sanidad, estuvieron limitados a la iglesia primitiva. Creemos que Dios responde las oraciones de su pueblo y suple las necesidades según Su propósito.
    • En la resurrección corporal de justos e injustos, la eterna dicha de los salvados en gloria, y el eterno y conciente castigo de los perdidos en el infierno
    • Que todos los creyentes son llamados a una vida de separación de una práctica y alianza mundanal y pecaminosa.